Su sonido nos acompaña en verano y nos trae al recuerdo momentos de vacaciones, siestas, juegos, crema solar y baños, pero…¿Cuánto conocemos de las CHICHARRAS?

  • Son bichos. Las chicharras, también conocidas como cigarras son INSECTOS del orden de los HEMÍPTEROS, al igual que por ejemplo los chinches y los pulgones.

Hay muchas especies a nivel mundial, pero la que podemos encontrar en España es la Cigarra mediterránea (Cicada orni)

  • La fábula infantil nos ha engañado. Seguro que si intentas imaginar cómo es físicamente una chicharra, te vienen a la mente el cuento de “La Cigarra y la Hormiga” y ves claramente que es similar a un saltamontes o a un grillo. Pero la verdad es que NO, no se parecen lo más mínimo.

Son más bien de forma ovalada, con la cabeza y el tórax unido, sin separación a simple vista, de 3cm, con unas alas largas transparentes, con nervios oscuros que le sobrepasan el cuerpo y diminutos ojillos negros…no son muy agraciadas la verdad.

  • Camuflaje nivel Dios. Eso si la logras ver, ya que es ¡casi imposible! Las chicharras son unas fenómenas mimetizándose con el árbol donde se encuentren, adaptando a la perfección su coloración a los colores de la corteza. Además, tienen un oído privilegiado y si te acercas, pararán de cantar y se quedarán quietas, impidiendo que las puedas ver. Si quieres intentarlo, lo mejor es dirigir tu mirada hacia el zumbido y recorrer el tronco o la rama lentamente con la mirada hasta que logres dar con ella.

 

  • Veganas. Las chicharras se alimentan de sabia de las plantas, preferiblemente árboles, a la que acceden gracias a su boca succionadora pinchando a través de un estilete/pajita que tienen y absorbiendo como si de un batido se tratase.

 

  • Vida sin locuras. En cuanto a su ciclo vital, es de lo más curioso:
    • Los adultos viven de 30 a 40 días, de los cuales se pasan la mayor parte del tiempo intentando ligar. De ahí que canten de manera continuada durante todo el día.

 

    • Una vez que encuentran, se aparean y la hembra pone unos 300 huevos bajo la corteza de un árbol. Ambos adultos mueren.

 

    • Tras unas semanas de calor y humedad, los huevos eclosionan y nacen los bebés o larvas que se dirigen al suelo y se entierran. Estarán bajo tierra durante unos 4 años, alimentándose de la sabia de las raíces.

 

    • Tras ese periodo de tiempo, salen al mundo exterior, se suben al tronco de un árbol, realizan su quinta y última muda y ya como adultos se ponen a buscar novio/novia como locos y comienza el ciclo de nuevo.

Como ves, lo tienen todo organizado, sin tiempo para tonterías.

  • El Pavarotti de los insectos
    • El canto lo hacen exclusivamente los machos de la especie y lo realizan SÓLO para encontrar novia.

Se supone que el que lo haga durante más tiempo y más alto será el macho más fuerte y sano por lo que la hembra le preferirá para procrear.

    • ¿Cómo lo hacen? A través de un aparato especial que tienen en el abdomen formado por unas membranas llamadas TIMBALES y unos sacos de aire que funcionan como caja de resonancia. El animal hace vibrar las membranas contrayendo y relajando a la vez que inspira y espira, creando ese sonido tan característico parecido a un zumbido.

 

    • Su volumen es más alto cuando más activo está el insecto y eso se produce cuando hace más calor ya que son animales de sangre fría y necesitan de la temperatura ambiente para ponerse en marcha. Así que no son imaginaciones tuyas cuando te vas a echar la siesta y parece que se han puesto de acuerdo para poner el volumen al máximo.

Tanto es así, que los machos pueden llegar a morir debido a la diferencia de presión sonora producida.

Esperamos haber puesto nuestro granito de arena en vuestro conocimiento y que este verano seáis las reinas y reyes de la piscina, o del pueblo contando lo que sabéis sobre chicharras. Y ya sabes si queréis aprender más, apúntaos a alguna de nuestras actividades y os lo contamos en vivo y en directo.